3 Ejemplos de relaciones tóxicas

 Hay muchas parejas que normalizan conductas que son dañinas para la relación. Son comportamientos erráticos y mutuos que viven como naturales. Estos lazos aceptan maltratos, violencia, celos, control, mentiras, engaños, faltas de respeto y humillaciones.

1.- Parejas asfixiantes

Necesitan retener a alguien para poder enfrentar sus vidas. Caen en un fanatismo, idealización y alabanza hacia su pareja que se transforma en un objeto de devoción. El problema es que producto de sus carencias e inseguridades depositan la responsabilidad de su bienestar en el otro, por lo mismo son extremadamente posesivos, controladores y transgresores de la privacidad.

2.- Parejas de la Ley del Talión  

En vez de mirar con cierto reparo un error de su pareja, intentan imitarlo para nivelar la situación. Dicha conducta es bastante inmadura, dado que en vez de dar el ejemplo y contribuir para solucionar un problema, ayudan a destrozar aún más la relación. Si la idea es competir por quien es peor como pareja van en buen camino. Si cometes un error intencional, no es una excusa válida argumentar que tu pareja también lo hizo, eso no debería liberar tu conciencia.

3.- Parejas tormentosas

Hay una atracción intensa y destructiva, son adictos a las discusiones y sacan lo peor del otro, no saben querer sin hacer daño, generan caos y locura. Son dominados por impulsos que suelen herir a la pareja, teniendo como finalidad saber y sentir el control que ejercen sobre esta. Tienen un trastorno ambivalente, disfrutan haciendo sufrir y al mismo tiempo necesitan al otro para sentirse bien.

Relaciones así difícilmente pueden ser felices y perdurar en el tiempo, porque están inmersas en un sistema contaminado e inestable, donde no logran distinguir lo bueno de lo malo, ya no tienen claros los límites y el sufrimiento es algo habitual. En estos casos es aconsejable alejarse y tomar diferentes rumbos.

Si aún desean conocer el amor, antes de formar algo nuevo deberán cambiar su mentalidad y resolver sus conflictos internos para poder relacionarse de una manera sana. Mantener una relación enferma sucede porque hay algo enfermo en nosotros, algo que no está bien y debe curarse antes de afectar a más personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s