Ser tú mismo

Antes de compartirte con alguien más debes conocerte, aceptarte, valorarte y quererte. Solo si te atreves a ser tú mismo contigo, podrás construir una relación real con otro.


Una de las claves de las parejas felices es la autenticidad y la espontaneidad, no hay necesidad de aparentar o fingir, no hay miedos ni condiciones, ninguno corta las alas del otro. Ambos son felices siendo como son y dejando ser, teniendo la capacidad de potenciarse mutuamente para alcanzar la plenitud.

Aceptar al otro con sus defectos y virtudes puede parecer una frase trillada, simple y lógica, pero en la práctica las cosas cambian. Muchos amores fracasan porque alguno insiste en moldear el comportamiento de su pareja a su conveniencia durante toda la relación, a veces lo logran temporalmente… pero tarde o temprano el individuo coartado recordará o descubrirá quién es y qué lo hace realmente feliz.

Quien te ama, te animará para que seas feliz y cumplas tus sueños. Eso no significará olvidarte de ti mismo ni sacrificar tus prioridades, siempre debes buscar un equilibrio entre tu bienestar y el de tu compañero de vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s